Insolación

Compártelo!

La insolación se define como el conjunto de síntomas que ocurren cuando una persona está durante mucho tiempo expuesta a la luz solar. El cuerpo tiene mecanismos para controlar la temperatura interna y para mantenerse de manera constante alrededor de los 37 ° C. Esto es posible, en parte gracias, al hipotálamo, una glándula que gestiona las funciones como el sudor y la sed para regular la temperatura del cuerpo. En caso de un excesivo esfuerzo muscular o de una exposición a un calor excesivo durante un período demasiado largo de tiempo, los mecanismos de compensación pueden excederse.

Se produce un aumento en la temperatura corporal que se llama hipertermia, que puede causar síntomas como los de la insolación. También se llama golpe de calor. En casos extremos, se denomina hipertermia maligna. Los cuerpos frágiles son más sensibles, especialmente los ancianos, el envejecimiento de ciertas funciones reduce la capacidad de adaptación y también de la sensación de sed.

Síntomas

Los síntomas de la insolación incluyen los mareos, las náuseas, los vómitos una sudoración excesiva y finalmente, puede acabar en desmayo. Leer más.

Diagnóstico

La insolación es muy fácil de diagnosticar. Basta con observar los signos físicos, los síntomas que confirman un contexto específico. Leer más.

Tratamiento

La insolación no debe pasarse por alto, debido a que puede desencadenar trastornos graves. Se requiere una inmediata disminución de la temperatura corporal. Leer más.

Prevención

La prevención consiste en evitar la exposición al sol. Debe evitar exponerse al sol sin llevar sombrero, y a menudo es necesario mojar el cuello y la cabeza. Leer más.

¿No encuentras lo que buscas? Búscalo aquí